Código Azul, de Andrew Gross

¡Hoola! Tal y como dije ayer, vuelvo a la carga y que mejor con una de las reseñas pendientes. Esta vez  de uno de los libros que tengo aquí en casa y que aún no había leído. Me apetecía algo de narrativa policiaca y creía que en la novela de Andrew Gross lo encontraría.

 

CÓDIGO AZUL
ANDREW GROSS

 

azul En el programa de Protección de Testigos de los U.S. Marshalls existen tres niveles: Código rojo, mientras se esté en prisión o celebrando un juicio; Código verde, cuando se ha asignado una nueva identidad al testigo; y Código azul, cuando un protegido desaparece y no se sabe si se ha descubierto su tapadera.

Algunos oficiales y agentes de seguridad policial describen este último estado como el momento en que todos, absolutamente todos los implicados, corren peligro de muerte.

***

Kate Raab siempre había querido y admirado a su padre. Benjamin Raab era el vivo ejemplo del hombre protector que lo ha dado todo por su familia y que jamás les ha fallado, había logrado una más que acomodada situación económica para su mujer y sus tres hijos comerciando con oro en Nueva York. Cuando el FBI le detuvo, acusado de blanqueo de dinero y cooperación en actividades delictivas con el narcotráfico, Kate estaba segura que tenía que tratarse de un error, y en ningún momento puso en duda la palabra de su padre. Si Benjamin Raab decía que no sabía que estaba vendiendo oro a importantes miembros de un cártel de drogas de Colombia, aquello tenía que ser cierto.

Sin embargo, ante la evidencia de que había matones colombianos intentando liquidarles, la familia Raab tendrá que afrontar una decisión absolutamente radical e inesperada: nada menos que olvidarse de sus vidas y acogerse al Programa de Protección de Testigos. Una alternativa a la que Kate renunciará, con un gran dolor en su corazón, para quedarse en Nueva York, sin saber si alguna vez podrá volver a ver a lo suyos. Por si fuera poco, pronto descubrirá extraños indicios de que quizás no es la primera vez que Benjamin Raab deja atrás el pasado… y comienza una nueva vida.

 

¿A qué en un primer momento parece ese tipo de historias que te arranquen el tiempo y no te puedas despegar del libro sospechando de cada uno de los personajes y saltando con cada sorpresa? Pues nada de nada. La novela deja mucho que desear ya que además de ser bastante predecible hubo un momento en que no entendía nada de lo que estaba pasando. La novela empieza contándose desde la perspectiva de Benjamin Raab, explicando como se siente ante su detención, después se va intercalando con su hija Kate y de vez en cuanto con otros personajes para tener una visión amplia de lo que sucede. Pero a mi me ha liado mucho más ya que se contradecían los hechos. He notado varios fallos en la trama que conseguían que la novela no tuviera sentido.

Por otro lado, Kate, la protagonista, me ha sacado de mis casillas. Sin personalidad y tonta a más no poder, pretende ser la gran heroína y no se entera de lo que está sucediendo. Os pongo un ejemplo:  en el momento en que cree que está en peligro se vuelve paranoica y cuando realmente le confirman que lo está (incluso le ponen protección) entonces se vuelva confiada. No hay quien la entienda. Os sitúo: le han disparado a su amiga en lugar de a ella, la policía cree que corre peligro y le ponen un agente para que la vigile, ella se va a navegar al río y sucede lo siguiente…

 

Fue entonces cuando vio la lancha en la que había reparado antes. Se acercaba por detrás.

En el río había calles. Ella tenía preferencia. Al principio Kate se limitó a refunfuñar y pensó: “Eh, despierta, capullo”.  No había nadie más que ellos dos. La embarcación pesaba por lo menos dos toneladas y parecía ir rápido. Sólo con la estela ya la haría volcar. (…) Volvió a mirar atrás. La lancha que se aproximaba también había cambiado de dirección; ¡aún la tenía encima! “Por dios, ¿es que esta gente va dormida todavía?” (…)

No es que la lancha fuera en su dirección; seguía un rumbo de colisión. Se le venía encima.

Entonces Kate empezó a asustarse. Miró a su espada, en dirección al cobertizo, y vio al agente del WITSEC que no podía hacer nada aunque viera lo que pasaba. La embarcación iba hacia ella a toda velocidad. (…) Kate subió el ritmo. “¿Es que no me ven?”.  La lancha se acercaba, tanto que podría ver a los dos hombres de la cabina. Uno llevaba el pelo largo y oscuro recogido en una coleta y la miraba fijamente. Fue entonces cuando se dio cuenta de lo que ocurría.

No estaban  para nada distraídos. Aquello no era ningún accidente.

Iban a estrellarse contra ella.

 

Le ha costado a la chica darse cuenta, eh. Ninguno de los personajes me ha convencido, a mi parecer no actuaban según su papel, ni siquiera la policía, los agentes de protección de testigos, se ha mostrado como tales ya que simplemente no hacían nada, se mantenían a la espera de los acontecimientos. Entre que la historia pierde cuanto más avanzaba y que sus personajes dejaban mucho que desear, me he encontrado con un novela que pretendiendo ser un thriller lleno de suspense y misterio, se ha quedado en nada.

Lo único salvable es la corta duración de sus capítulos, no más de cuatro páginas, por ello se me ha hecho “rápida” de leer, aunque sí que hubo un momento que estuve a punto de abandonarla.

Una novela de la que se podía haber sacado mucho más pero que se ha quedado en algo que es mejor olvidar.

 

libro2 

 

gross Andrew Gross. Escritor estadounidense de narrativa criminal y de suspense. Es coautor junto a James Patterson de best sellers como 2nd Chance, The Jester, The lifeguard y Judge and Jury, por citar sus principales colaboraciones. Código azul supone su debut en solitario. En la actualidad, reside junto a su mujer y sus tres hijos en el condado de Westchester, Nueva York, componiendo para diversas películas y series de televisión.



9 comentarios :

  1. T__T Esta es la segunda reseña que leo en menos de veinte minutos en la que el argumento parece genial y después va la desilusión.

    Con lo que has puesto, es que la tía es tonta, tonta... por poco y los de la lancha tuvieron que colgar un cartel que rezara: "Nos estrellaremos contra ti y no es un accidente".

    Ufff, y de pronto historias más cuidadas se quedan sin ser publicadas...

    Como siempre, una reseña magnifica!!!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, por la sinopsis pintaba bastante bien, pero queda claro que solo era un buen reclamo XD.
    Es una pena cuando una se lleva estos chascos con historias que prometían T_T.


    PD: Me alegro de que ya estés bien <3

    ResponderEliminar
  3. Cris...

    Nada más ver el título y el comienzo de tu crítica literaria ya me estaba "atrapando", y es que con tan buen tema para hacer una gran novela en ocasiones se desperdicia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Habia visto el libro
    pero como que viendo tu reseña como que va a ser que no¡¡¡aunque¡¡este tipo de novelas me gustan bastante;s
    aissssss
    Besotes¡¡¡¡Crisssss

    ResponderEliminar
  5. Mejor la olvidamos y paso de apuntarla para futuras compras. Y eso que parecía estar bien. A veces lo mejor de las novelas es la sinopsis.

    ResponderEliminar
  6. Nada, olvidada.
    Ya se ve que tiene un montón de contras, además yo no puedo con las novelas predecibles :S
    Un beso ;)
    PD: ¡Espero ese vlog, guapa!

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias por vuestros comentarios! Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Hace ya casi un año que hiciste la entrada pero bueno... Como me estoy leyendo el libro ahora y buscaba opiniones y eso decidí comentar, jeje.
    A mi me está encantando la verdad, será porque estoy empezándolo aún... Pero por ahora le doy una buena nota, jeje. También es verdad que para gustos colores, ¿no?
    Bueno te sigo desde mi blog donde también hago algunas reseñas y eso, aunque aún estoy empezando.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  9. Raveloteca, gracias por pasarte. :) A mi es que hubo ciertas cosas con las que no pude. Si haces reseña la leeré porque me interesa tu opinión. ¡Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.