Mujercitas, de Louise M. Alcott

 

¡Hoola!

Ya se acaba el puente, aunque dentro de dos semanas aproximadamente tendremos otro día festivo. Hace muy pocos días que subí una reseña pero como se me están acumulando y no he podido hacer lo que quería para hoy (la crónica de la quedada del viernes) he decidido adelantarlas.

 

MUJERCITAS

LOUISE M. ALCOTT

 

Mujercitas es una novela autobiográfica de Louise M. Alcott. En ella se relatan las vivencias de cuatro hermanas, recordando así, Louise, a las suyas y a ella misma en su juventud.G-228  Max (Russell Crowe) enjoys the company of his supposed long-lost cousin Christie Roberts (Abbie Cornish) in A GOOD YEAR.

Tuvo continuación en 1869 con Buenas esposas (Good Wives) que transcurre cuatro años después de Little Women; o también denominado Aquellas Mujercitas. Ambos libros constituyen lo que en Europa se editó como un sólo volumen. Sin embargo, la edición de la novela que tengo, solo es de la primera parte, por tanto la reseña será de esa. Ya buscaré la segunda, aunque no entiendo porque está partido así y además sin avisar.

También existen dos secuelas:  Little Men (Hombrecitos) y Jo's Boys (Los muchachos de Jo), donde muestran a los hijos, sobrinos y alumnos de las Mujercitas construyendo sus propias vidas.

 

mujerLa familia March vive en una modesta casa  norteamericana. Mientras el señor March permanece en la guerra, su mujer, la señora March ha de sacar adelante a sus hijas. Meg, la mayor, amable y educada, aunque peca de vanidosa. Jo adora leer y escribir, su mal genio y sus ganas de ser independiente la atrapan hasta que su generosidad vence. Beth es una gran pianista, tiene un corazón enorme, sin embargo, su timidez hace que le cueste relacionarse. Amy es la pequeña, quiere ser una gran señorita y artista, aunque se queja de su nariz chata y por ello duerme con una pinza en la nariz para alargarla.

Viviremos con ellas todo un año donde aprenderán a resolver los conflictos que se le presentan y a crecer hacia la madurez. Se enfrentarán a la muerte, a las presiones del matrimonio y a los prejuicios de la burguesía norteamericana del siglo XIX.

 

Siendo un clásico y siendo bastante recomendada su lectura entre los más jóvenes, me esperaba más. Para mi gusto tiene demasiada moralidad, demasiada religiosidad, totalmente comprensible debido a la época en la que la autora lo escribió, pero que cargaba el ambiente ya que muy a menudo se repetía lo importante que era portarse correctamente y no caer en la ociosidad de una manera exagerada.

Aún así, Mujercitas nos muestra el amor entre hermanas, y como ante los obstáculos se unen para resolver los conflictos aparecidos. Todas están dispuestas a ayudarse mutuamente y ayudar a su madre y a sus vecinos los Laurence.

 

<< - Entonces iré sin guantes. Me tiene sin cuidado lo que diga la gente –contestó Jo, volviendo a coger su libro.

- Está bien, te daré mi guante –cedió Meg-, pero no me lo manches y ten cuidado de comportarte bien; no cruces las manos tras la falda, no te quedes mirando a nadie y no digas, como acostumbras, “¡Cristóbal Colón!”. ¿Me oyes?

- No te preocupes de mí. Me portaré con refinamiento y no meteré la pata si puedo evitarlo. Ahora ve a contestar a la invitación y déjame terminar esta interesante novela. >>

 

Como ya he dicho antes, durante todo ese año los sucesos las hacen madurar, aunque entumblr_ksuimtCUen1qzth12o1_500 algunas ocasiones cueste asimilarlo. El ejemplo más destacado sobre ello lo tenemos en Jo, que tiene el síndrome de Peter Pan, ya que le cuesta ver como sus hermanas se hace mayores porque eso implica que ella también tiene que madurar. Le ofusca profundamente ver como Meg comienza a interesarse por el amor y por un hombre en particular.

En cuanto a las demás hermanas, a lo largo de la novela van resolviendo sus conflictos, sus problemas, viendo así sus propios defectos e intentando siempre a que estos no aparezcan para así ser mejores personas.

En resumen eso es lo que finalmente nos quiere decir Mujercitas: que con gran esfuerzo, con amor, haciendo caso a loa mayores, sin dejarnos llevar por la diversión, nos convertiremos en buenas personas: si queréis algo tranquilo, las hermanas March os lo darán.

libro3

 

 

postermujercitasLa novela ha sido adaptada en numerosas ocasiones tanto en el cine como el teatro o la ópera. Destaco la película  de 1994, la más reciente, con Susan Sarandon como la señora March, Winona Ryder como Jo, Kirsten Dunst como la joven Amy, Claire Danes como Beth, Christian Bale como Laurie, Samantha Mathis como Amy adulta y Trini Alvarado como Meg; y dirigida por Gillian Armstrong.

La película si que recoge los dos libros, es decir, Mujercitas y Aquellas Mujercitas (o Buenas esposas). La vi hace muchísimos años y la recuerdo vagamente, así que esta vez no habrá valoración de película.

 

 

 

Louisa-May-Alcott Louise M. Alcott fue una escritora estadounidense, reconocida por su famosa novela Mujercitas (1868). En 1860 comenzó a escribir para la revista Atlantic Monthly, y fue enfermera en el Hospital de la Unión de Georgetown, D.C. Su novela Moods (Estados de ánimo (1864)) también fue considerada prometedora.

Una parte menos conocida de su obra son las apasionadas y fogosas novelas y cuentos que escribió, usualmente bajo el seudónimo A. M. Barnard. Trabajos tales como A Long Fatal Love Chase y Pauline's Passion and Punishment son el tipo de novelas al que se refiere en Mujercitas como «peligrosas para pequeñas mentes» y fueron conocidas en la era Victoriana como «relatos melodramáticos».



8 comentarios :

  1. A veces cuando vamos a leer un clásico ponemos nuestras expectativas altísimas porque en algunos casos están (para nuestro gusto) sobrevalorados. No he leído Mujercitas pero forma parte de mi eterna lista de pendientes porque es el típico 'must read'. Espero disfrutarlo como mínimo como tú y de ahí en adelante lo que surja.

    Por cierto, no sabía que tuviese tantas secuelas.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó esa novela, aunque hace un montón que la leí. Tendría que echarle un repaso :)

    ResponderEliminar
  3. adoré este libro!
    fue de los que más me marcaron y con los q comencé las lecturas en serio! ^^

    ResponderEliminar
  4. Se ve que es un libro bonito :D Aunque pues segun la epoca en l aque se escribio :D

    Beso!

    ResponderEliminar
  5. T___T

    Te había dejado un comentario y no está!!!

    Pues que decir de Mujercitas!!! creo que está todo dicho, no sabes lo importante que ha sido para mi este libro, sobre todo Jo!!!

    Besotes


    -Kanon!

    ResponderEliminar
  6. Me encantó este libro, me pareció una preciosidad aunque en algunos aspectos esté un poco desfasado. Me pareció que las personalidades de las cuatro hermanas estaban muy bien trazadas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Elwen, a mi me da miedo leer clásicos por la razón que has comentado. Pero como tu, también acaban estando en la lista de must-read, jeje.

    Liz, Kanon, Rusta, son esas cosillas de la época que en la actual nos llega a chocas, aunque es normal, claro. :)

    Muchas gracias a tod@s!

    ResponderEliminar
  8. “Esta novela es una obra maestra de la astucia femenina: durante ciento cincuenta años ha conseguido ser publicada, traducida y recomendada como una novela de formación para jovencitas de buena familia, y tiene todos los ingredientes, efectivamente, pero, de paso, consigue anunciar el final del patriarcado. (…) Por usar etiquetas, para la obra maestra de Louisa May Alcott yo hablaría de novela de iniciación. La novela de formación muestra un itinerario para llegar a ser lo que la sociedad requiere o espera, mientras que la novela de iniciación relata los pasajes y pasos que te llevan a descubrir quién eres, y a llegar a ser la que puedes ser más profundamente. La iniciación tiene que ver con el nacimiento de la libertad, la que está asociada con el descubrimiento de sí, y es algo que, si no conoces esta libertad – no exterior sino íntima y personal- puede ser confundida con la moderación y el conformismo. Louisa May Alcott lo sabía, y yo creo y pienso que se aprovechó de ello para disfrazarse de escritora bien-pensante y, así, hacer su juego (…)”

    parte del análisis de Luisa Muraro, una filósofa italiana

    «Hay un libro en el que creí ver reflejado mi futuro: Mujercitas, de Louisa May Alcott... Yo quería a toda costa ser Jo, la intelectual. Compartía con ella el rechazo a las tareas domésticas y el amor por los libros, Jo escribía, y para imitarla empecé mis primeros cuentos cortos.»
    SIMONE DE BEAUVOIR

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.