Cada siete olas, de Daniel Glattauer

 

Contra el viento del norte¿Conoces a Leo Leike y a Emmi Rothner?

¿No? Pues entonces te invito a descubrir esta maravillosa novela en este link. Cada siete olas es la continuación de Contra el viento del norte, y yo te recomiendo no leer lo que te encontrarás más para abajo sino quieres desvelarte nada de la anterior novela.

¿Sí la has leído y aún no te has decidido si saber como sigue la historia? ¿La has leído y quieres saber que me ha parecido a mi? Más para abajo está la respuesta.

 

CADA SIETE OLAS

DANIEL GLATTAUER

 

cada-siete-olas

Hagamos un pequeño repaso. Los primeros correos de Emmi fueron para Leo un soplo de aire fresco después de su fracaso sentimental con Marlene, la que creía que era la mujer de su vida. Para Emmi, él era una amistad naciente que la hacía sentirse muy a gusto. Sin pretenderlo ambos fueron conociéndose más y más, a penas sabían de sus vidas pero sin embargo se sentían cada vez más cerca. Enterarse que Emmi estaba casada supuso un stop en su relación que junto con el miedo de que se estropeará los suyo al conocerse dieron muchos quebraderos de cabeza para ambos. Cuando los sentimientos van creciendo poco se puede hacer para pararlos. Cada vez más apegados, cada vez más presentes que lo suyo era más que una amistad. Pero Leo recibe un e-mail de Bernard, el marido de Emmi, que le hizo tomar una decisión: mudarse a Boston. Antes propuso a Emmi verse una sola vez. Ella aceptó pero finalmente no se presentó.

Y ahora, ¿qué sucederá? Leo vuelve de Boston tras poco menos de un año. Los e-mails de Emmi le esperan y un par de ellos son los causantes de continuar lo que dejaron. Los sentimientos no han cambiado y piensan que ha llegado el momento de verse en persona. Sin embargo, Leo ha empezado una relación y Emmi sigue casada…

 

<< Dos minutos después

Fw: Tengo en mí gigantescos armarios y baúles repletos de emociones referidas a ti, Emmi. Pero también tengo la llave correspondiente.

Cuarenta segundos después

Re: ¿Por casualidad la llave es de Boston y se llama “Pamela”?

Cincuenta segundos después

Fw: No, la llave es internacional y se llama “sentido común”. >>

 

Cada Siete Olas fue una de las segundas partes más esperadas de finales del 2010. No voy a negar que cogí esta novela con miedo. Las altas expectativas estaban ahí y que hubiera leído que no era tan bueno como el primero hacía que tuviera dudas de cuando sería el momento más adecuado para leerlo. Llegó, pasó y cerré sus páginas con la sensación de que me había gustado más que el primero. O al menos eso creo porque aunque ya han pasado dos semanas aún tengo que asimilar toda la historia, todos los sentimientos que se relatan en la novela. Tengo que asimilar a Leo y a Emmi, asimilar sus comportamientos, sus palabras, sus acciones. Tengo que asimilar su final, esas últimas palabras antes de cerrar el libro.

1298490637Uno de los aspectos que más me ha gustado es la evolución que los dos padecen. Si en el primer libro los sentimientos eran más notables en Leo, en esta vemos como Emmi evoluciona. No es la misma Emmi del principio ni siquiera la misma del comienzo de Cada siete olas. No es la misma pero sigue siendo ella. Como explicarlo, se siente perdida, se lo notamos en sus palabras, necesita a Leo para seguir adelante pero siente que tiene una responsabilidad con su marido, con los niños. Y Leo… Leo es un amor. No hay más que decir salvo que para mi es el perfecto caballero. Desde que se enteró que Emmi estaba casada ha sido como encontrarse entre la espada y la pared. Se fue a Boston para poner un punto y final a la relación con Emmi. Volvió y se encontró con que ella aún esperaba sus correos y aunque no venga sólo, no puede, no quiere dejar de escribirle.

Sí, lo admito, he sufrido con ellos, viendo como estaban hechos el uno para el otro y sin poder hacer nada para hacerles ver que deberían estar juntos. Además, si creía que ya no habría en esta segunda novela ese tira y afloja que me enganchó, me equivocaba completamente e incluso a mi parecer ahora es1298491450 más intenso porque ya saben sus propios sentimientos, son sinceros el uno con el otro frente a lo que sienten.

Leerla ha sido para mi un suspiro, sin darme cuenta las páginas pasaban y pasaban consiguiendo olvidarme del sitio donde me encontraba leyendo. No he querido contar nada más del argumento porque creo que es mejor no saber mucho más de esta novela para disfrutarla completamente (no seáis como yo y que os digan el final en la presentación). Así que sobre el final no voy a decir nada para que nadie saque ninguna conclusión salvo que es tan, tan, tan, tan, tan…

Al menos tengo algo en claro: la próxima vez que vaya a la playa me fijaré en la séptima ola…

libro5

~ Facebook ~



6 comentarios :

  1. Qué bonita te ha quedado la reseña, y sobre todo la última frase :D Estoy deseando leerlo, y se que también me va a durar un suspiro, como la primera ;D

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno ya sabes que yo discrepo bastante contigo en este libro pero me alegro que hayas disfrutado de él. No sé, segundas partes a la fuerza no van conmigo :\

    ResponderEliminar
  3. Una reseña magnífica, querida Cris (ya voy tomando aspecto Leo, si es que no lo puedo evitar xD) pero discrepo contigo bastante. ¿EMMI EVOLUCIONAR? (¿Me permites las mayúsculas, querida mía?) No hace más que ir hacia detrás, comportándose como una loca histérica que necesita clases de terapia urgentemente (a mi parecer, por supuesto) y que marea al pobre Leo con ''ahora sí, ahora no''. Leo se mantiene en sus trece, es más, puede que me haya enamorado aún más. Pero ella...¡Bien podría dejarla en la estacada!

    Como veo que ha dicho Elwen... fue una segunda parte a la fuerza, que para mí estropeó la historia. Tendría que haber quedado en el primero.

    Cierto que, al igual que tú, sufrí con ellos, me alegré con ellos y demás, pero no en esta novela. Bueno, ya lo dejé claro en mi reseña ^^.

    :)

    ResponderEliminar
  4. Bella, me ha encantado tu opinión, te permito las mayúsculas, :P.

    A ver, te contesto: para mi Emmi si que evoluciona porque en el mismo momento en que decide ir a terapia, ya se da cuenta que tiene un problema, y que tiene que solucionarlo (por ejemplo con lo Bernard y lo niños), por lo tanto veo un cambio en su actitud porque, por fin, se da cuenta de la situación.

    A lo de Emmi que marea a Leo con el "ahora sí, ahora no", a mi desde el primer libro me pareció que era Leo el que estaba con el "ahora sí, ahora no", "ahora no quiero hablar contigo, ahora si que apetece". Creo recordar que Emmi si que tenía claro que quería seguir hablando con Leo. Que sí, que Leo quería no inmiscuirse en la vida de Emmi, pero había momentos que parecía que necesitara que alguien le dijera que se lanzara.

    En fin, no sé si me he explicado bien porque es difícil sin spoilear. Si lo llega a dejar en el primer libro (que ya sabíamos que era lo que pretendía) a mi me da algo, xD.

    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  5. Hay! Lo siento muchisimo, pero no la lei entera. No tiene spoilers, pero es un libro que tiene que disfrutarse.
    Yo lei el primero y quede pero *o* Y ¡CADA SIETE OLAS TODAVIA NO LLEGA A MI PAIS! nose que voy hacer :S
    La mitad que lei, buenisima reseña. Mas ganas me dieron de leerlo!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.