Mirando con Lupa * Próxima estación: ¡libros!

Nueva entrada que viene con una investigación bajo ella…

mirandoconlupa ¿Qué es Mirando con Lupa? 

pel Yo también leo en el transporte público. No, no es un nuevo grupo de facebook, sino el nuevo tema que ha visto la lupa de E. A. Cuando viajo en metro viene a mi una curiosidad por saber qué está leyendo la persona de mi lado. Admitidlo, seguro que habéis levantado la vista y habéis intentado captar el título, el autor o algún párrafo sin que el dueño se diera cuenta.

Es así como me doy cuenta que la literatura es para todos los públicos (algo que ya sabía pero que lo confirma), que la literatura juvenil la puede leer cualquier persona, que las hombres también leen romántica, que no importa el tamaño del libro mientras lo estén disfrutando, y en un lugar tan concurrido como puede ser el metro o el autobús, nos encontramos la confirmación.

¿No me creéis? Os voy a mostrar varios ejemplos; eso sí, tendréis que creeros lo que os diga porque no les iba a hacer una foto in fraganti.

Primer y segundo caso * la literatura juvenil no tiene edad.ej

dos mujeres, vistas en diferentes días, de entre 40/50 años, leían… Adicción (Claudia Gray) y Perdona si te llamo amor (Federico Moccia). Sí, claro, el libro de Moccia no es considerado como juvenil pero suelen siempre catalogarlo para chicas jóvenes. Pues ¡ja!.

la caida de los gigantesTercer caso * no nos asustan los libros de cientos de páginas y si realmente gustan, los llevaremos a dónde sea.

~ mujer de entre 20 y 30 años, a punto de salir por la puerta al llegar el metro a una estación, tenía entre su manos… La caída de los gigantes, de Ken Follet. Podéis pensar que quizá lo acababa de comprar, pero el haberla visto situar el marcapáginas en la página que acababa de leer, rechaza esa hipótesis.

Cuarto caso * las novelas románticas no solo las leen las mujeres.bca_DanielleSteel

~ hombre de unos 50 años, sentado enfrente mío, leyendo… una novela de Danielle Steel, gran escritora del género romántico. Decís que quizá estuviera leyendo una novela de esta autora pero que no fuera de ese género, ¿no? Pues la portada no decía lo mismo…

 

* ¿Habéis visto algún caso como éstos que os haya llamado la atención? Porque una cosa está clara, la literatura, los libros en general, no hace distinciones de ningún tipo.



6 comentarios :

  1. Jaja, me encanta tu entrada. Yo lo reconozco, también soy de las que mirando lo que lee el de la lado mía en el bus, pero casi nunca lo averiguo... De todas maneras pondré más atención, a ver si veo casos tan curiosos como esto. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Algunos tapan las portadas con papel de regalo, diario o lo que sea, ¿lo habéis visto? ¡qué rabia! XD pero sí, me ha pasado como a ti, más cuando he tenido que viajar mucho en tren + metro en los últimos años. Es curioso, pero no deja de ser algo que no hay que ver como raro, digo yo...¿por qué los hombres no pueden leer romántica? por ejemplo, hay ideas equivocadas en cuanto a estas cosas (y tabús de los que mejor ni hablar). En fin, muy buena entrada, el tema me parece interesante :)

    ResponderEliminar
  3. Yo cuando veo a alguien en el metro/tren leyendo un libro que me ha gustado o que quiero leer, me sale una sonrisilla que no puedo evitar. Espero que nadie me vea... Y lo mismo me pasa pero al revés, cuando voy leyendo yo (aunque en el metro no suelo hacerlo, más bien en el tren.
    Es más, un día que iba leyendo en el tren, de camino a casa de mis padres, pasé como media hora notando la mirada penetrante de una mujer que estaba sentada frente a mí... Levanté la mirada y ella estaba, literalmente, mirándome así ":D". Recuerdo que por ese entonces estaba leyendo "Agua para elefantes" de Sara Gruen, la mujer me dijo "no esperaba ver a alguien de tu edad leyéndolo... No es un libro muy conocido" y pasamos otra media hora hablando sobre libros. Fue genial, la verdad XD
    ¡Besitos! :)

    ResponderEliminar
  4. Son casos bastante llamativos y la verdad es que no me he tropezado con ninguno. Prácticamente no uso el transporte público así que imagino será por eso.

    ResponderEliminar
  5. Yo voy a trabajar en bus, 4 viajes todos los días y yo soy la que va con el Papyre a todos lados, nada más sentarme lo abro y a leer. Me cuesta levantar la cabeza y mirar a los de alrededor pero si veo a alguien con un libro no paro hasta conseguir ver que título es...

    Normalmente noto que la gente intenta ver lo que estoy leyendo jejeje


    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Gracias. :D Me habéis recordado que la próxima vez que haga una entrada como ésta os explique una anécdota muy curiosa que le pasó a mi chico.
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.