Un beso en París, de Stephanie Perkins (más crónica de la presentación en Barcelona)

Stephanie Perkins, nacida en Carolina del Sur (Estados Unidos), siempre ha trabajado 42744con libros: primero como librera, después como bibliotecaria y ahora como escritora de literatura juvenil. Un beso en París, también conocido como Anna and the French Kiss, es el primer libro que ha publicado en nuestro país, al que le siguen dos novelas más donde los acontecimientos ocurren en el mismo mundo que en el primero: Lola and the boy next door y Isla and the happyly ever after.

 

“Esto es todo lo que conozco de Francia: Madeline y Amélie y Moulin Rouge. El Arc de Triomphe y la torre Eiffel, aunque no tengo ni idea de cuál es su función. Napoleón, María Antonieta y UNBESOENPARIScover01muchos reyes que se llaman Luis. (…) El museo de arte de llama Louvre y tiene forma de pirámide, y la Mona Lisa vive ahí junto a esa estatua de la mujer sin brazos.”

Esto es todo lo que Anna Oliphant conoce de Francia. No es mucho pero lo suficiente para una chica estadounidense que va a pasar su último año de instituto en la School of America, un internado parisino donde su padre, un escritor de bestsellers, le ha inscrito. La idea de separarse de su hogar, de su familia, de su amiga Bridge, de su trabajo en los multicines y de su casi-novio Toph, no le acaba de convencer.

Pero París es la Ciudad de la Luz, la ciudad más romántica del mundo y en cuanto conozca al encantador Étienne St.Clair se dará cuenta que en realidad venirse a París no ha sido tan mala idea. El único problema es que St. Clair tiene novia, pero Anna también, ¿no?

Con un largo suspiro y una sonrisa en los labios cerré las páginas de Un beso en París. Semanas después de leerlo aún recuerdo a los personajes y a la preciosa historia que esconde la novela.

Simpaticé desde las primeras páginas con Anna Oliphant, divertida, tímida e impulsiva a la vez, y con el resto de los personajes Meredith, Josh, Rashmi y Étienne St.Clair, el divertido, atento y encantador chico con el que Anna se topa. Pero por más atractivo que pueda ser St. Clair, no es perfecto. Tampoco Anna. Sin embargo son sus defectos los que les hacen ser más creíbles. Adoro las novelas cuyos personajes no se enamoran al instante sino que se van conociendo poco a poco y va naciendo entre ellos una amistad, considero que cada encuentro entre ambos, cada diálogo inocente, dice más que cualquier otra cosa.

He leído comentarios que decían que Un beso en París es la típica historia de chica que se traslada a un nuevo colegio, conoce a un chico, etc., pero para mí ha sido algo más que eso. Si os fijáis en el carácter de los personajes, en cómo se va desarrollando la historia, os daréis cuenta que su lectura no deja indiferente, que los detalles que la autora va dejando a lo largo del libro en realidad alejan la novela de los tópicos. He disfrutado de cada página -las he llenado de post-its-, he suspirado y me he enfadado, me he emocionado y me he reído.

Si los personajes me encantaron, la narración de Perkins, ágil y sencilla, acabó por enamorarme. Su punto fuerte son los diálogos cuyas palabras me provocaron más de una sonrisa y a la vez me mantuvieron pegada a sus páginas. Me ha sorprendido encontrar conversaciones normales propias de jóvenes. ¡Por fin libro donde un grupo de amigos habla de sexo! No es algo muy común o yo al menos no me he encontrado con muchos libros en los que de verdad crea que los personajes son realmente jóvenes como nosotros.

Sin embargo, fue el momento en que me di cuenta que debía de salir 193091902743842618_cIGUgoNO_cde casa en busca de macarons cuando sentí que había caído en las redes de Perkins, porque me ha hecho recordar cuando viajé a París hace años. Me ha trasladado a Notre-Dame, he recordado sus preciosos rosetones, la primera vez que vi Montmatre, los paseos por la orilla del Sena. Ver París desde los ojos de una curiosa chica estadounidense ha conseguido que sintiera una ganas irrefrenables de coger el primer avión que saliera a París y visitar cada lugar mencionado, de volver a recorrer la ciudad. A parte, también me he sentido fascinada por la manera en la que Stephanie en boca de Anna habla del cine y del amor que siente cuando se dispone a ver una película.

No es ningún secreto que me ha encantado la novela, que la he disfrutado de principio a fin, y que espero impacientemente Lola and the boy next door. Acabo la reseña con el mismo consejo que ya dije por Twitter: leed Un beso en París escuchando de fondo la B.S.O de Amélie. Las palabras de Anna y Étienne cobran mucho más sentido.

“Uno es un árbol de macarons, unas galletitas redondas que parecen hamburguesas de colores, cuya corteza es frágil como la cáscara de los huevos, y el relleno es cremoso y sabe tan bien que se me hace la boca agua con sólo mirar.”

- G*Juvenil Adulto – E*Plataforma Neo -

 

Después de haber disfrutado tanto de Un beso en París tenía muchas ganas de ir a la presentación que tuvo lugar en Barcelona el pasado 18 de octubre.

Fue una bonita velada en la que muchos blogueros nos reencontramos después del verano. Además de las responsables de la editorial Plataforma Neo, Miriam Malagrida y Helena Pons, estuvo al escritor Francesc Miralles y la autora de la novela presentada, Stephanie Perkins. Hubo muchas preguntas pero haré un breve resumen de lo más importante y lo que más me llamó la atención. CIMG3920

- Stephanie nos habló de como surgió la idea de escribir una novela en París, nos contó que para un estadounidense la Ciudad de la Luz es un lugar exótico y que llama mucho la atención, pero la idea propia de una historia sobre Anna y St. Clair le vino en un sueño. Vio a una chica acercarse a un chico, notaba que ella se sentía enamorada de ese chico y cuando despertó tuvo la necesidad de saber el por qué. También me sorprendió saber que no había visitado París para documentarse, sino que consultó numerosos libros sobre cualquier aspecto de la ciudad. Más tarde, cuando la novela ya se encontraba en el proceso de edición estuvo un mes viviendo en París y fue a todos los lugares mencionados en la novela.

- Plataforma Neo confirmó que la siguiente novela de la autora, Lola and the boy next door, será publicada muy pronto, y Stephanie nos comentó que ahora mismo se encuentra escribiendo la tercera y última parte, Isla and the happyly ever after, (nos chivó que habría una escena en Barcelona) y que después se dedicaría a la escritura de una novela de terror. Aunque cambia de género Perkins nos comentó que no se avergüenza de decir que escribe novelas románticas porque es lo que más le gusta hacer.

- También habló de su experiencia editorial, y me pareció muy interesante todo lo que comentó. Nos explicó que en Estados Unidos es imposible publicar algo sin tener un agente que te respalde y cuando su agente buscaba editoriales que quisieran publicar Un beso en París, tuvo dos ofertas. Una en la que le decía que había escrito una novela maravillosa y otra en la que el editor le comentaba todos los fallos que había cometido. Así que Stephanie decidió aceptar la oferta de la segunda editorial porque ella no necesitaba a firma fotoalguien que le dijera lo bien que lo había hecho sino alguien de quien pudiera aprender.

Llegó el momento de las firmas y las fotografías. Si alguna vez os habéis preguntado cómo es una persona cuando se dice que es encantadora, tenéis que conocer a Stephanie Perkins porque ella lo es. Simpática, divertida, humilde, nos colmó de atenciones. Da gusto conocer a autores que te transmiten las mismas sensaciones que sus novelas.



9 comentarios :

  1. ¡Muchas gracias por la reseña! AMO LOS MACARONS. Ahora en serio, el libro me ha encantado, no de 5 estrellas pero sí de 4. Es una comedia romántica deliciosa pero sin muchas pretensiones más allá de eso, es mi opinión. Eso sí, ¡quiero un Étienne pero que ya! ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas queremos un Étienne después de haber leído esta novela. ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Se ve entretenido y poco más. No se si llegue a mi pais, pero la autora se ve una persona muy adorable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más que entretenido, te lo aseguro. :)

      Eliminar
  3. El libro lo he leído este puente y también me ha encantado. Me parece maravilloso como desde una premisa que puede parecer algo típica la autora ha sacado una historia que no te puedes sacar de la cabeza ^^

    Y en cuanto a la presentación solo puedo decir ¡qué envidia!

    ResponderEliminar
  4. Te vi *O* JAJAJJAJ Yo también estuve en esa presentación <3 Es adorable <333333

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la próxima vez que me veas en alguna presentación avísame. :P

      Eliminar
  5. La novela no me llama demasiado la atención, pero envidio la posibilidad de conocer a los autores de cerca y que cuenten con tanta sencillez como les ha surgido la idea de escribir su novela.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Opino lo mismo sobre la novela, es una historia sencilla, pero encantadora y preciosa, leía todo el rato con una sonrisa en la cara.
    Y la presentación estuvo genial y Stephanie se mostró tan cercana y divertida, que da gusto tratar con autoras así.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.