El despertar de las sombras. La casa del torreón 2, de Isabel del Río

El despertar de las sombras es la continuación y final de La casa del torreón, novela de Isabel del Río que pude conocer el año pasado y la que despertó en mí cierta tensión terrorífica mientras lo leía. Si no conoces su primera parte te invito a leer su reseña aquí, ésta segunda está libre de spoilers pero evita leer el argumento de aquí abajo en cursiva.

portada la casa del torreon 2 Han pasado tres años desde que Marina cruzó al mundo de La casa del torreón, pero algo ha cambiado. Una voz la despierta y, junto a su regreso, aparece en su antiguo barrio una imponente casa.

Marina intentará recuperar su vida  hasta que, durante un paseo, verá horrorizada como un joven se cuela por la ventana de la casa de sus pesadillas. En ese momento tendrá que escoger, ignorar lo inevitable e intentar ser normal, o regresar y salvar a los suyos.

Las sombras despiertan y están hambrientas, regresan para recuperar aquello que les pertenece y se cuelan por la rendija de la puerta hasta nuestro mundo.

“Por mucho que la observara no lograba entender cómo la luz incidía de aquella manera sobre ella, era como si le diera desde distintos puntos de vista a la vez, y toda ella irradiaba una luminosidad incomparable al resto.  En cuanto llegó a la calle la había reconocido, el torreón la había dado la bienvenida desde lejos, con sus tejas rojas y sus arcos.”

De vuelta a los sueños oscuros, a las pesadillas que parecen tan reales que luego ya no puedes volver a sumergirte en un sueño profundo. Quise no atrasar mi lectura de El despertar de las sombras porque hacía pocas semanas que había finalizado el primero, tenía la historia reciente y también ese gusanillo propio de la tensión al pensar en lo que me encontré y en lo que habría entre sus páginas esta vez.

Recuerdo que el final de la primera parte me dejó sorprendida, lo admito, muy al estilo de una película de terror impactante, así que desconocía qué camino podía tomar esta segunda parte. Lo que he encontrado en ella me ha gustado, Isabel le ha dado un giro a la trama, poniéndole voz no sólo a los personajes importantes que ya conocíamos del primer libro sino también a los nuevos, como Gabriel, Chris y Lara. La historia comienza tres años después de que Marina cayera por la azotea y en ese tiempo muchas cosas han cambiado, no sólo en el mundo de las sombras sino también en el  terrestre. Con un pie a cada lado iremos observando que la aparición de Chris al otro lado tendrá unas consecuencias inimaginables para los dos mundos.

Chris es un chico algo extraño que recibe el encargo de valorar el contenido de la casa del torreón. Antes era imposible encontrarla y desde hace pocos días se encuentra a la vista de todos, pero nadie ha CIMG4295conseguido entrar en ella, hasta que llega él. En el momento en que entre todo cambiará. Sin extenderme demasiado para no comentar nada que pueda ser spoiler, diré que aquellos personajes que aparecieron en el primer libro y que también lo hacen es éste no son como los recordábamos. He visto en ellos una evolución debido a todos los cambios que ha habido en los tres años y a los que habrá ahora con la interrupción de Chris.

Si la historia del primer libro me pareció extraña y perturbadora, debo decir que El despertar de las sombras ha sido aún más, y es que el ritmo, tranquilo al principio, se va acelerando de una manera que es imposible leerlo y no estar en tensión, esperando que pase algo aterrador. Realmente es como estar sumergido en una pesadilla, que sin saber que lo estás notas algo raro en tu cuerpo y en lo que te rodea. Además, las ilustraciones que acompañan el texto, de Cristina Barros, ayudan mucho a ambientar el inquietante lugar. Por último, qué decir del final, me dejó muy sorprendida y con muy mal cuerpo; al principio no me gustó nada pero ahora creo que no hay otro mejor para cerrar la historia, dejando un mínimo resquicio para que las sombras puedan volver.

www.isabeldelriosanz.com

- Editorial Otros Mundos -



1 comentario :

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.