Regreso al futuro (la trilogía)

Nadie me puede negar que Marty McFly es todo un hito de los años ochenta y noventa. Las tres películas que acompañan sus aventuras junto con Doc son de obligatorio visionario para todo amante del cine, de las películas futurísticas y de aventuras.

Seguramente muchos de vosotros las habéis visto alguna vez puesto que suelen emitirlas en televisión a menudo. Yo soy una de esas personas que las vio cuando era pequeña, o al menos eso creo, lo que sí estoy segura es que he visto la mayoría de las escenas. Sin embargo, me apetecía mucho verlas ahora así que cuando una amiga me las prestó vi la oportunidad de cumplirlo.

raf    AÑOS: 1985 – 1989 – 1990 / DURACIÓN: 116 min. – 105 min. – 118 min. / PAÍS: Estados Unidos / DIRECTOR: Robert Zemeckis / GUIÓN: Bob Gale & Robert Zemeckis / MÚSICA: Alan Silvestri / FOTOGRAFÍA: Dean Cundey / REPARTO: Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson, Thomas F. Wilson / PRODUCTORA: Universal Pictures / PREMIOS: 1985: Oscar: Mejores efectos de sonido. 4 nominaciones. 1985: Premios David di Donatello: Mejor guión y productor extranjero. 1989: Nominada al Oscar: Mejores efectos visuales / GÉNERO: Ciencia ficción. Comedia. Fantástico. Aventuras

La historia de Marty Mcfly y los viajes en el tiempo comienza en Regreso al futuro. Marty es un adolescente que tiene como mejor amigo al científico Emmet Brown, conocido como Doc, al que consideran el loco del pueblo. Cuando Doc crea una máquina para viajar en el tiempo fabricada a partir de un automóvil DeLorean decide enseñársela a Marty. Pero por un error fortuito, Marty viaja a 1955, año en el que sus futuros padres eran unos adolescentes y aún no se habían conocido.

A partir de ese primer viaje, las películas Regreso al futuro II y Regreso al futuro III siguen la misma estructura que la primera pero en otros tiempos. Mientras que en la segunda viajan al 2015 con consecuencias inesperadas que podrían cambiar la vida de Marty, en la tercera será el propio Doc el que se encuentre en peligro durante su viaje a 1885. En las tres historias, Doc y Marty deberán enfrascarse en una carrera contrarreloj si quieren regresar a su tiempo.

Qué considerada la trilogía como las películas que se acercaban a ser las mejores del 2012 tiene su porqué, y es que me lo he pasado en grande viéndolas. He disfrutado como una enana gritándole a la televisión ¡Vamos, McFly! y A mí nadie me llama gallina se ha convertido en una de mis frases de cabecera.

Ya desde los primeros minutos de Regreso al futuro sabía que no me iba a dejar indiferente. En ella nos presenta una idea muy atractiva y que en aquel tiempo era bastante original: volver a la época en la Regreso al futuroque tus padres eran unos adolescentes y ser el causante de que no se conozcan, por tanto, no se enamoran y tú no nacerás… y por si fuera poco es probable que tu madre se enamoré de ti. Marty deberá conseguir lo que parece imposible con el fin de evitar desaparecer y poder regresar a su futuro. No lo tendrá nada fácil porque Biff Tannen, el futuro jefe de su padre, se interpondrá en su camino y por si fuera poco se dará cuenta de que su madre no es como creía que fue en aquellos años. Al menos no estará solo sino que contará con la ayuda del Doc de 1955, un Doc algo escéptico sobre el futuro.

Sobre lo que pasa más adelante y en las dos siguientes películas no voy a decir nada por si hay alguien que no las ha visto o no las recuerda y le estoy animando a verlas. Lo único que voy a comentar es que las consecuencias de la primera película  quedan reflejadas en sus últimos segundos marcando un final sorprendente y que deja con unas terribles ganas de ver Regreso al futuro II. Lo mismo sucede con el final de la segunda película. En realidad, las tres podrían convertirse en una sola marcada por los viajes en el tiempo y sus consecuencias. La trama de la segunda es, en cierta manera, similar a la primera pero desde otra perspectiva lo que la hace mucho más entretenida y llena de giros totalmente back_to_the_future_part_2_13inesperados. En cuanto a la tercera, la historia cambia gracias a su ambientación puesto que esta vez Marty tendrá que viajar a 1855 para salvar la vida de Doc, y eso significa que éste tendrá un protagonismo mayor que en las dos anteriores.

De las tres la que más me gustó fue la primera porque no recordaba apenas lo que sucedía así que ha sido como verla por primera vez. Los viajes en el tiempo siempre me han parecido muy atractivos puesto que abren un abanico de aventuras fuera de lo común, y Regreso al futuro crea una historia divertidísima, con un ritmo absolutamente trepidante: en numerosas escenas conseguía ponerme los nervios a flor de pie preguntándome si conseguirían regresar a casa. Desde el primer viaje Marty no para y eso hace que nosotros nos sintamos parte de esta aventura y la vivamos con la misma intensidad. ¿Se pierde la magia de la primera en las siguientes? Para nada, sí que es cierto que la última es la que más se aleja pero hay diferentes guiños y escenas que recuerdan a las anteriores.

Marty McFly no sería como es si no fuera interpretado por Michael J. Fox, igual que no hay mejor Doc que Christopher Lloyd. Ambos interpretan a personajes tan diferentes entre ellos que sabes que en cuanto aparecen en escena cualquier cosa puede pasar. Un reconocimiento también a regreso-al-futuro-3Lea Thompson quien interpreta a la madre de Marty Mcfly y a Thomas F. Wilson por ser un antagonista realmente odioso. Michael, Lea y Thomas sufren diferentes transformaciones que no hacen más que conquistar al público.

La trilogía Regreso al futuro ha marcado no sólo a varias generaciones sino también a la historia del cine fantástico y de ciencia ficción. Como en el caso de Los Goonies, son unas películas que evocan una sensación melancólica para todos los que hemos vivido aquellos años y que de vez en cuando echamos de menos al niño/a que un día se plantó delante de la televisión dispuesto/a a viajar en el tiempo… o a correr cualquier otra aventura.



8 comentarios :

  1. viajo al 2015 ;! dentro de 2 años xD pero que bonico por dio! me encantaria verlas

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ME ENCANTAN ESTAS PELÍCULAS!! Son un auténtico hito en mi infancia. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la trilogía de Regreso al futuro, cada vez que la echan en la tele intento verlas y también los Goonies!

    ResponderEliminar
  4. LA AMO, LA AMO, LA AMO (aunque la tercera no mucho) ♥

    ResponderEliminar
  5. Son las películas de mi infancia!!! Y me alegro, porque es de las que siempre, siempre, siempre he tenido en mi top 10. Es una de las mejores trilogias y de pequeña amaba a Marty McFly

    ResponderEliminar
  6. Disfruté muchísimo con estas películas y no las vi una sola vez sino varias. Como me gustaría poder viajar así y que bien me caía McFly aunque fuera un poco desastre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Sólo he visto la primer película y de la mitad para el final xD
    Quiero hacer un maraton con ellas n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Yo acabo de ver a traves de otro blog que el 28 se podia alquilar en Pepecar el Delorean jajaja ojala fuese verdad:(

    http://www.pepecar.com/cochespepecar/

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.