Bajo la misma estrella, de John Green

“Los he salvado un minuto. Quizá es el minuto que los salva una hora, y esa hora los salva un año. Nadie va a salvarlos para siempre, Hazel Grace, pero mi vida los ha salvado un minuto, y menos es nada.”

Bajo la misma estrella A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son sólo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, sólo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hace realidad el mayor deseo de Hazel –conocer a su escritor favorito-, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte…

Empezar a escribir esta reseña ha venido acompañado por un largo suspiro, es lo que me produce recordar lo que sentí aquella semana en la que me dejé llevar por John Green. No quiero explicaros de qué trata el libro, cómo se desarrolla la trama, describir los personajes o el estilo del autor. No quiero hacerlo porque ya hay suficientes reseñas de ese tipo que a golpe de Google podéis encontrar.

Lo que sí quiero hacer es intentar transmitiros todo lo que su lectura me hizo sentir. Me llevé una gran sorpresa ya desde sus primeras páginas. Sabiendo de antemano que estaba delante de una historia donde el cáncer tiene un papel muy importante, ¿cómo es posible que hubiera momentos que me hacían muchísima gracia? ¡Me hacía reír! Y no sólo eso me sorprendió, sino que John Green juega con ello y en una misma página puedes emocionarte –con muchas lágrimas- y soltar una carcajada. La novela está muy marcada por esas emociones tan ambiguas, leer Bajo la misma estrella es como subirse a una montaña rusa, dispara tus sentimientos y algunas frases y/o párrafos te arrasan el corazón.

Al mismo tiempo el autor no ha tratado el tema del cáncer y todo lo que conlleva de una manera superficial ni dramática. Todo se ha mantenido en su justa medida. Está claro que no es una historia que simplemente te entretenga y que te deje con una sonrisa en los labios al pausar su lectura, pero tampoco se exageran de manera lacrimógena las partes más duras. A mí me ha parecido una historia muy real, una que podría escuchar de los labios de un amigo; me he creído la historia igual que a sus personajes. ¿Cuántos Hazel Grace y Augustus Waters hay actualmente viviendo una situación parecida a la descrita en el libro? Me refiero, sobre todo, como adolescentes, jóvenes, enfermos de cáncer que ven cómo las posibilidades de que su vida acabe pronto y de manera abrupta son altas, que llevan años arrastrando la palabra cáncer dentro de su día a día. Todos sabemos que un día vamos a morir, es ley de vida, pero no es lo mismo saber que la tienes tan cerca, que puede tener una fecha en el calendario. Aún no les ha dado tiempo a vivir y sienten que si han estado en este mundo tiene que ser para algo, que no pueden marcharse sin haber conseguido algo. Da que pensar, ¿verdad?

Hazel y Gus ya forman parte de mí y sé que pasará mucho tiempo hasta que sean unos personajes más en mi vida lectora, si es que algún día sucede. Toda la novela en sí es de esas que se meten dentro de ti sin que te des cuenta. Le tenía tanto miedo al libro, tantas expectativas. Pero lo que me ha hecho sentir no lo esperaba en absoluto. Ahora cuando lo miro, cuando leo algo sobre él, cuando lo veo en cualquier librería, algo se revuelve dentro de mí. Noto cómo el corazón se me encoge, cómo las escenas vuelven a mi mente y suspiro…  ¿Qué puede hacer sino?

“Algunas veces lees un libro, sientes un extraño afán evangelizador y estás convencido de que este desastrado mundo no se recuperará hasta que todos los seres humanos lo lean. Y luego están los libros como Un dolor imperial, de los que no puedes hablar con nadie, libros tan especiales, escasos y tuyos que revelar el cariño que les tienes parece una traición.”

Post reseña: ¿A qué estáis esperando para publicar otra novela de John Green, Nube de Tinta?

 

John Green John Green nació en Indianápolis en 1977, y se graduó en Lengua y Literatura Inglesas y Teología en el Kenyon College. Tras iniciar su carrera en el mundo editorial como crítico y editor, ha sido galardonado con el Premio de honor Printz y el Premio Edgar por sus diversas novelas para el público juvenil.

www.johngreenbooks.com

- Nube de tinta  (Random House Mondadori) -



10 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo con tu reseña. Este libro me lo leí hace ya un tiempo y sigue acompañándome cada día. Esperemos que la editorial saque pronto más libros de Josh Green como dices :D

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. LO AMÉ!

    Leí las últimas... qué? 40 págs? llorando como un magdalena y sin ver casi las letras en la hoja! Ay! Qué maravilla!!!! Muy buena reseña! Un besitoooo

    ResponderEliminar
  3. Hombre yo aun no se... le tengo miedito la verdad xD

    ResponderEliminar
  4. ¿Y yo qué puedo decir? Pues que también me encantó :)
    El tema se toca de forma tan natural que es inevitable no reirte cuando Hazel, por ejemplo, hace alguna broma o utiliza el humor negro en el libro...

    1 besote ^^

    ResponderEliminar
  5. Tendré que intentarlo otra vez con el libro. Empecé a leerlo el año pasado pero después de unas pocas páginas me aburrí y lo cerré.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Un libro muy bueno que trata un tema duro. Es una lectura que recomiendo a todos.

    Un saludo ♥

    ResponderEliminar
  7. De esta historia me encantaron los perosnajes, me gusto mucho el libro n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Comparto todo lo que dices, sin duda es un libro maravilloso. Me alegro de que lo hayas disfrutado tantísimo :)
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Sé exactamente lo que sentiste, me ha encantado como lo as desarrollado en tu reseña. Yo me lo leí hace poco y me costó mucho reseñarlo porque no se puede expresar lo que sientes con este libro. Me ha gustado mucho tu blog así que te seguiré, pasate por mi blog http://entrepalabrasfelices.blogspot.com.es/ y haber que te parece y espero que te quedes.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. A mí me encantó, es un libro que te hace sentir tanto, que su lectura me ha dejado huella. Estoy deseando que traigan más novelas del autor por estas tierras, pero de momento no se animan, una pena, pues me leería todos sus libros.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.