Érase una vez / Once Upon A Time (primera y segunda temporada)

No tenía muy claro si escribir sobre esta serie de televisión, pero como ya había reseñado algunas películas (Por siempre jamás) y algunas series (El décimo reino, Alice, Tin Man) que también son reinvenciones de cuentos clásicos, no podía dejar escapar la que es la serie del momento sobre el tema.

serie-erase-una-vez-wallpapers

País: Estados Unidos | Director: Adam Horowitz (Creador), Edward Kitsis (Creador), Greg Beeman, Mark Mylod y Dean White | Guión: Adam Horowitz y Edward Kitsis | Música: Mark Isham | Fotografía: Stephen Jackson y Steven Fierberg | Reparto: Jennifer Morrison, Jared Gilmore, Josh Dallas, Lana Parrilla, Ginnifer Goodwin, James Dornan, Robert Carlyle, Raphael Sbarge, Barbara Hershey, Sonequa Martin-Green.

El día que Emma Swan cumple 28 años aparece Henry, un niño de diez años que dice ser su hijo, al que al que había dado en adopción cuando era un bebé. Emma no quiere relacionarse con él, pero acepta llevarlo de vuelta a su casa en Storybrooke, Maine. Durante el camino, Henry le enseña un gran libro de cuentos de hadas, insistiendo en que todos los cuentos son reales y que todos los habitantes de Storybrooke son, en realidad, personajes de cuento exiliados por una maldición y sin recuerdos de sus verdaderas identidades. Henry afirma que el tiempo está parado en Storybrooke y que la gente es incapaz de abandonar el pueblo, pero que Emma romperá la maldición ya que es la hija de Blancanieves, según Henry su profesora Mary Margaret Blanchard, y del Príncipe azul.

Cuando Henry vuelve a escaparse Emma lo encuentra y decide quedarse en Storybrooke durante una semana. Esta decisión provoca que las manecillas del reloj del ayuntamiento, antes paradas, vuelvan a moverse.

Me resulta muy difícil escribir una opinión sobre Érase una vez porque tengo sentimientos encontrados con ella. Podría hablar maravillas, pero al mismo tiempo me es  imposible hacerlo debido a la extraña sensación que me dejó la segunda temporada.  Así que, lo mejor es empezar por el principio.

Aventuras, magia y cambios radicales pero con la misma esencia de los cuentos clásicos es lo que nos propusieron sus guionistas, los mismos de Lost, en la primera temporada de esta serie. Se nota que son los mismos guionistas, ya no sólo pos los onceparalelismos que hay en algunas escenas con Lost, sino por el modo en que la historia se desarrolla, el descubrir el pasado de sus personajes, su verdadero ser, a modo de flashbacks. Ese vaivén entre mundo real y mundo de cuento me ha encantado, la ambientación respecto al segundo está muy conseguida, es decir, tiene ese aire tan característico de cuento de hadas y no han dejado ningún detalle fuera. Me ha gustado que hayan realizado guiños a las películas Disney puesto que al fin y al cabo son las que todos conocemos.

¿Por qué la Reina Malvada odia tan profundamente a Blancanieves? ¿Cómo consiguió hacer el hechizo? ¿Por qué Emma es la esperanza del pueblo y qué cambios ha habido con su llegada? Emma es una chica muy solitaria pero, aunque quiere alejarse de su hijo, no puede evitar preocuparse por él, por eso decide quedarse, para saber si es feliz. Con el paso de los capítulos se irán desvelando las incógnitas y se irá sabiendo quién hay detrás de cada habitante y qué relación tiene con el resto; me ha sorprendido lo rebuscados que han sido porque ha habido historias que jamás me las hubiera imaginado así. Es difícil ser original cuando dichos cuentos ya han estado más que reinventados pero en Érase una vez lo han conseguido, dejándonos con muy buen sabor de boca y dispuestos a ver el siguiente episodio. Pese a que son cuentos de los que ya tenemos nuestra propia visión, los actores han ayudado a creernos que son realmente Blancanieves, Caperucita Roja o Pepito Grillo. Me gustan más unos que otros pero en general estoy muy satisfecha con el reparto. En este caso, son los personajes “malos” los más atractivos, me refiero a los que interpretan Lana Parrilla y Robert Carlyle, Regina y Sr. Gold respectivamente, puesto que en cuanto más avanza la trama más se va descubriendo el gran abanico de matices que tienen sus personajes.

Recuerdo que el último capítulo de la primera fue de infarto y nos dejó a todos esperando ansiosos la segunda temporada. Pero cuando llegó, y con el paso de los capítulos, sentía que estaba un poco decepcionada con ella. El argumento principal, que tanta importancia tuvo en la anterior temporada, se disuelve y se van creando demasiados hilos que los guionistas no han sabido encauzar bien, en otras palabras, se les ha ido de las manos: personajes y tramas importantes que van pasando los capítulos y ya no aparecen, capítulos de relleno, tramas que no se entienden a qué vienen, etc. Incluso me ha dado la sensación de que de la mitad de laonce upon temporada hasta el final olvidan a la mayoría de los nuevos personajes, de los que se podía sacar más juego. Me ha dado mucha pena ver como una serie que me había gustado tanto había bajado su nivel en picado. De todos modos ha habido momentos realmente buenos que me han dejado muy sorprendida, sobre todo, me ha gustado lo que se va sabiendo de la familia principal –aunque al mismo tiempo me molesta que hayan apartado a los secundarios- y el giro radical que da la historia debido a los acontecimientos del último capítulo de la temporada anterior. La relación entre el mundo real y el mundo de cuento me ha seguido sorprendiendo mucho. Realmente, es compli cado hacerlo de manera que todo el mundo esté contento con el resultado, pero si hay algo que define esta serie, es que nada es lo que parece. Sobre todo en  cuanto a algunos de los personajes, me han sorprendido las actitudes de Mary Margaret y de Regina, por ser totalmente opuestas a las que se les caracteriza.

Otro de lo motivos por los que la serie ha decaído en esta segunda temporada (aunque es algo también presente en la primera): los horribles efectos especiales. Desconozco si es que no han tenido presupuesto suficiente, pero es una pena porque la ambientación es muy buena, y se nota que es algo en lo que ponen empeño, pero parece ser que la parte más técnica no la dominan bien.

Termino ya (¡Gracias a los que habéis llegado hasta aquí! Sé que me ha quedado muy larga, pero había mucho que comentar) diciendo que igualmente yo estaré al pie del cañón para ver la tercera temporada. Es cierto que el último capítulo de la segunda temporada no me hizo sentir lo que mismo que en la anterior, me pareció repetitivo respecto a capítulos anteriores, pero espero que sólo haya sido un simple bache, y que la tercera vuelva al nivel de la primera, ya que fue realmente buena.

Once upon a time



12 comentarios :

  1. Me quede en la segunda temporada, como lo veo en la tele empezaron a repetir capítulos que ya había visto así que deje de verla y cuando me di cuenta estaban pasando ya capítulos de estreno pero ya estaban avanzados, así que tengo que checar en cual me quede n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. I ♥ Regina & Mr. Gold. Los mejores personajes de toda la serie. E incluso Cora me molaba mil, y el capitán Garfio. Pero los que son buenos por deporte, como Snow, o los nuevos malos (malos por deporte también), me aburren...

    ResponderEliminar
  3. Es una serie que me gusta mucho, la disfruto y estoy en espera de que regrese, se le extraña. Me gustan tantos personajes...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. A mi lo que mas me gusta es Mr. GOld. Pero todo el lio con Belle y la terrible evolucion de Regina se han cargado un poco lo que opinaba de la serie. Una verdadera pena.

    ResponderEliminar
  5. No he visto ni un solo capítulo aunque tengo intenciones de hacerle un hueco porque ya sois muchas las que habláis bien de esta serie.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola :) No he visto ninguna temporada solo unos cuantos capítulos de la primera y la deje abandonada por los exámenes, espero retomarla pronto ^^
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Estoy muy de acuerdo contigo.
    La primera temporada me encantó. La serie estaba muy bien, los personajes también, pero en cambio, en esta segunda temporada, el listón ha bajado estrepitosamente, y ha chocado contra el suelo de mala manera.

    Espero que en la tercera temporada se pongan las pilas, porque es una serie, que merece mucho la pena. Si tiraran más de los nuevos personajes, y les sacaran más jugo, seguro que estaría mucho mejor. Siempre es lo mismo, Regina mala y Blanca buena. Se pelean, y aunque Regina quiere ser buena, su mala sangre, o mejor, los malos entendidos hacen que haga de las suyas. Pero sinceramente, yo a Blanca sí la mataría. No sé, pero ella y el príncipe, no acaban de gustarme mucho. Es una pena que Roja casi no saliera, pues a la actriz le ha salido otros trabajos....

    BESOTES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que de la mitad hasta el final se han olvidado de casi de todos los secundarios, salvo de Garfio.

      ¡Besos!

      Eliminar
  8. Una de mis series favoritas.
    Hace poco que he empezado con la segunda temporada, y puedo decir que disfruto mucho con cada capítulo. La verdad, soy de las que nunca critican de forma negativa los capítulos. Me encanta la mezcla de historias y personajes, lo miro con los "ojitos estrellados". XD
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si cuanto más avanza la historia sigues pensando lo mismo. :P
      ¡Besos!

      Eliminar
  9. Hace un tiempo empecé a verla, pero al final la dejé. No porque no me gustara, sino por falta de tiempo. Quizás la retome pronto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. A mí la primera me encantó, en cambio, la segunda como dices se les va de las manos, sobre todo pasado la primera mitad de temporada. Además, para mi gusto, esta serie necesita unos villanos fuertes y contundentes y Regina ha dado pena y no es lo que era. Y el final no es muy destacable tampoco, aunque como tú, veré la tercera.
    Sobre los efectos, se nota a la legua el croma y hasta daña la vista y los demás efectos van a la zaga, pero yo lo entiendo, supongo que será cosas de un presupuesto ajustado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.