Dexter en la oscuridad y Dexter por decisión propia. Dexter 3 y 4, de Jeff Lindsay

A día de hoy estoy segura de que todos conocéis a Dexter Morgan, más que por las novelas que protagoniza, por la serie de televisión en la que se basan, y que hace pocos meses que terminó después de ocho temporadas. Como seguidora de ella, hacía tiempo que había decidido retomar la los libros y una vez que la parte audiovisual terminó, decidí que echaba lo suficientemente de menos a Dexter para leer el número tres  y cuatro de esta serie.

Dexter, el oscuro pasajero es el primer libro que inicia y presenta a ese peculiar asesino que nos acaba robando el corazón. Aunque en la novela me gustó encontrar a un Dexter más oscuro y más impersonal que en la serie, la historia en sí fue una decepción. Lo mismo puedo decir del segundo, Querido Dexter, ya que la trama perdía su esencia por todos lados. Me había acostumbrado a la serie de televisión, había interiorizado sus personajes, su manera de cautivarme, y los libros no me hacían sentir lo mismo.

Aun así, decidí que ya era hora de leer los dos siguientes:

 Dexter en la oscuridadDexter por decisión propia

Sin spoilers.

En Dexter en la oscuridad, parece que todo va a cambiar. Dexter está a punto de dar uno de los pasos más importantes de su vida, de afianzar su comportamiento como una persona normal, de tener una coartada perfecta. Sin embargo, una sucesión de asesinatos rituales podría llevarlo a reconsiderar su propia adición al homicidio.

Sin duda, el peor de los cuatros que he leído hasta ahora. No sé si tenía demasiado olvidada la línea que siguen los libros o que el recuerdo de la serie de TV estaba demasiado presente. Los personajes me han parecido inverosímiles. No era mi Dexter, no era mi Debra; actuaban de una manera que no eran propio de ellos. Pondría un ejemplo pero sería considerado un spoiler en toda regla, sólo diré que si alguien se entera de que alguien es un asesino no actúas como si no pasara nada. Tampoco me gusta el camino que está siguiendo en cuanto a los hijos de Rita, la novia de Dexter. No lo veo justificado. Personajes principales o secundarios, poco o nada bueno puedo decir de ellos.

Si cómo actuaban los personajes es lo que menos me ha interesado de Dexter en la oscuridad, afortunadamente la parte criminal y de misterio tenía algo que enganchaba. Porque a pesar de que el libro no me ha gustado, reconozco que es adictivo y que te animas a leer con tal de saber qué se esconde bajo los asesinatos rituales que están asolando la ciudad. Lo malo es que están estrechamente relacionados –como la mayoría de las veces- con Dexter, y en este caso, más bien con su espiritualidad, por decirlo de alguna manera, y eso ha hecho que también decayera un poco según lo que estaba sucediendo.

Jeff Lindsay

En Dexter por decisión propia, parece que todo vuelva a la calma hasta que Dexter debe investigar la aparición de una serie de cadáveres mutilados y dispuestos como obscenas obras de arte. Cuando su hermana, la detective Deborah Morgan, es salvajemente atacada por el asesino, se verá luchando por salvar aquello que tanto le había complicado la existencia: su propia familia.

Después de la decepción que me lleve con al anterior libro, pocas ganas tenía de leer Dexter por decisión propia, menos mal que la experiencia no ha sido tan mala, sino una novela normal, correcta, sin sorpresas pero tampoco sin desvaríos como en la anterior. En este, los personajes sí que se han comportado –más o menos- como cabría esperar de ellos. Me ha dejado muy desconcertada porque no entiendo porqué entonces actuaban de tal manera en el libro interior. Parecía como si, en realidad, el libro anterior no hubiera existido y la historia del segundo continuara en este cuarto. No en todo, pero sí en muchos aspectos que yo considero importantes.

También se comienza a percibir ciertos cambios en el propio Dexter, siguiendo un poco el ejemplo del Dexter televisivo. Su evolución es poco palpable pero al menos deja indicios, sobre todo, en cuanto a la relación que tiene con su hermana Deborah. Uno de los aspectos que me ha gustado encontrar ha sido flashbacks sobre cuando Dexter era pequeño y cómo su padre se dio cuenta de lo que estaba pasando con él. En realidad, creo que este es el libro que más se profundiza en el protagonista.

En cuanto a los crímenes en los que los cadáveres aparecen mutilados y demás ha sido bastante interesante aunque sin ser nada del otro mundo. Tiene varias sorpresas que te animan a seguir leyendo, varios giros en la trama, pero es que después de los malos de la serie de TV, estos se me quedan cortos.

Aunque el estilo narrativo de Jeff Lindsay no es magnífico, lírico ni simple, sino ligeramente caótico –estamos leyendo los pensamientos de Dexter- tiene algo que es adictivo, que no te anima a abandonar el libro, sino a seguir leyendo. Y es eso, por lo que quizás siga con ellos. Aún debo que mentalizarme que esto no es la serie Dexter y que prácticamente nunca lo ha sido ya que los personajes y las tramas siguen caminos diferentes. Qué mi reseña –más negativa que positiva- no os desanime si un día os intereso leerlo, la influencia de la serie sigue muy presente en mí.

- Editorial Umbriel -



5 comentarios :

  1. Le tengo muchas ganas a esta serie, aunque los libros no creo que los lea.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Solo he leído el primer libro de la serie, pero me gustó mucho. Espero poder seguir la serie.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Además de haber visto la serie entera (¬¬.... ) hace años también me leí los tres primeros libros y dejé de leerla porque no me parecieron gran cosa :/

    ResponderEliminar
  4. No leí ninguno de los libros...ni vi la serie

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.