'El mejor lugar del mundo es aquí mismo', de Francesc Miralles y Care Santos

«No olvides que un camino de mil millas comienza con un primer paso».
Iris está destrozada desde la muerte de sus padres en un accidente. Una tarde fría y gris en que el mundo parece no tener sentido, empiza a caminar sin rumbo por el barrio para evitar volver sola, sola, a su casa. Justo cuando empieza a pensar en cometer una locura, descubre un pequeño café en el que nunc antes se había fijado: 'El mejor lugar del mundo es aquí mismo'. Allí conoce a Luca, con quien charlará durante seis tardes consecutivas en diferentes mesas donde sucederán cosas maravillosas. Mientras se enamora lenta pero irremisiblemente de él, hablan entre aromas de chocolate de todo aquello que necesita saber para su existencia. Hasta que la séptima tarde, Luca desaparece. 

El mejor lugar del mundo es aquí mismo es uno de esos libros que tienen que llegar a ti en el momento justo para entender su mensaje. Cuando te sientes perdido, cuando la soledad se hace tu mejor amiga, cuando levantarse de la cama supone un esfuerzo inimaginable... es entonces cuando la historia de Care Santos y Francesc Miralles te cala y te hace ver lo que te rodea con un aire de esperanza y optimismo. Debo confesar que las novelas de autoayuda no suelen interesarme, ya que he tenido malas experiencias con las que intenté introducirme en el género. Sin embargo, sabía que esta novela iba a ser diferente por sus autores. Muy poco he leído de la obra de Care Santos, pero lo que había leído me había gustado (eran libros totalmente diferentes al presente de todos modos); de Francesc Miralles sí que había leído algo más, sobre todo en el último año, y ya reconozco su estilo y esa manera que tiene, tan suya, de esconder grandes verdades entre frases para hacerte pensar y personajes extraños.

Para Iris entrar en 'El mejor lugar del mundo es aquí mismo' fue la mejor decisión que tuvo en mucho tiempo. Es difícil que, si no hemos pasado por una situación similar, nos cueste entender cómo se siente. Sin embargo, ambos autores han conseguido que la comprendamos y que sintamos su desorientación como la nuestra propia. Por eso ha sido tan fácil dejarse llevar por la novela, y por sus cafés y chocolates del extraño lugar donde Iris conoce a Luca. Éste le mostrará cada tarde algo que ella tenía delante pero que no conseguía ver, la guiará por su propia vida hasta que Iris cambie su modo de verla. Las tardes en el café son el bálsamo que Iris necesitaba para su alma, y así lograr dar ese paso que necestitaba hacia su felicidad y bienestar.

Me ha sorprendido que siendo tan sencilla la historia, tenga tanto entre sus páginas que decir. Francesc Miralles y Care Santos han demostrado que de su fusión pueden nacer historias tan bonitas como ésta. Se nota el cuidado que han tenido en hacer que llegue al lector a través de los personajes, de la trama en sí, de su manera de trasmitirla -amena y cálida- y de esos detalles que son los que la convierten en un relato especial. El mejor lugar del mundo es aquí mismo está destinado a ser releído. Nunca se sabe en qué momento puede calar esa frase que te cambiará la vida.
«Es lo que sucede con el pasado: está por todas partes, pero no lo vemos. Por eso no logramos deshacernos de él facilmente. Somos como una nave inmovilizada por un ancla que se aferra a las profundidades. Lo que no significa que no seamos capaces de arrancarla y proseguir nuestro rumbo».
- Ediciones Urano / Editorial Amsterdam -


4 comentarios :

  1. Yo no soy mucho de libros escritos a cuatro manos, pero la verdad es que me has convencido. Lo curioso es que no he leido nada de estos dos autores (de ninguno) pero me encantan las historias sencillas que aportan mucho. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me gustó mucho cuando lo leí y tienes razón con lo que es un libro para ser releído, me has hecho venir ganas de ponerme con él de nuevo! No había visto la portada en catalán y aunque es llamativa y me gusta me quedo con la española, se acerca más a la historia. Gracias por la reseña, besos!

    ResponderEliminar
  3. Ohh yo quiero leerlo :P me has convencido

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.