Perdida, de Gillian Flynn (y adaptación cinematográfica de David Fincher)

Qué difícil es reseñar Perdida. Quiero comentar tantas cosas sobre la trama y no puedo hacerlo porque sería estropearos lo que esconde, sus spoilers; y para leerlo lo mejor es desconocer al máximo su argumento, así que simplemente quedaros con lo que el argumento cuenta:
En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carhage, a orillas del río Missisipi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es un asesino?
El misterio de Perdida está dividido en tres partes, en la primera se cuentan los primeros días de las desaparición de Amy, cómo la comunidad de North Carhage se vuelca en su búsqueda, cómo la policía investiga cada pista encontrada en su casa y cómo Nick Dunne, su marido, se enfrenta a la desaparición de su mujer. Mientras vamos descubriendo cómo era el matrimonio a partir de los recuerdos y pensamientos de él, también lo haremos a través del diario de ella. Nick y Amy parecían la pareja perfecta, el uno para el otro, hasta hace unos años cuando todo se truncó. Esta primera parte de la historia me ha tenido a dos bandas, no sabía a quién creer, si a Amy o a Nick; cada uno iba contando su versión de los hechos, tan creíbles y reales que me confundían. Además el comportamiento de Nick me tenía más desconcertada si cabe, sobre todo cuando más iban pasando los días y más se iba descubriendo sobre Nick y sobre lo que sucedió aquella mañana.

Y entonces llega la segunda y tercera parte, y alucinaréis. No hay ninguna otra palabra que las describa mejor. Cualquier idea que me hubiera hecho antes de llegar a ese punto, se esfumo como el aire. Mientras las iba leyendo no sabía si realmente me parecía una genialidad o si no tenía ni pies ni cabeza, como el final. Después de todo lo que le sucede, de los giros en los que la trama se ve envuelta, ¿cómo podía acabar así? Tiene un final extraño, muy diferente a lo que puede pasar por la cabeza de los lectores. Cuando terminé la novela no sabía si me había gustado muchísimo o no, y con el paso del tiempo, al pensar en ella, reconocía que seguía sorprendida y que si la autora había conseguido mantenerme hasta las tantas pegada a sus páginas, intentando comprender a los personajes y flipando en colores, se merecía una muy buena opinión.

No creáis que lo bueno de Perdida recae solo en el desarrollo de la trama, en realidad, los personajes son un parte muy importante de ella, y es en este momento cuando maldigo no poder decir nada más, porque podría hablaros de Nick pero de Amy no puedo decir ni pío, y duele no poder hacerlo. Así que me conformaré explicándoos la profundidad con la que Gillian Flynn, la autora, los ha manejado. Ha conseguido que el lector se meta en sus cabezas y escarbe entre sus más oscuros secretos, descubriendo lo retorcidos que son. Me ha gustado ver cómo la comunidad, la policía, incluso los padres de Amy, iban preconcibiendo lo que le había pasado a Amy, como se unían para culpar a Nick de su asesinato, porque al fin y al cabo, cuando una mujer desaparece, el culpable siempre es el marido, ¿no?

Perdida es un juego, las pistas te llevaran a descubrir qué hay detrás del rompecabezas que es la desaparición de Amy. No sé qué tendrá Gillian Flynn en su cabeza para crear una novela tan original como esta, pero si todas son como Perdida, aquí tiene a una lectora fiel.
«Cuando se percató de que estaba allí, acechando con mis calzoncillos mugrientos y los pelos de punta, Amy se apoyó contra la encimera de la cocina y dijo:
-Hola, guapo.
La bilis y el temor se abrieron paso a través de mi garganta. Pensé: "Vale, adelante"»

Tráiler haciendo clic en el cartel
Con lo mucho que me gustó la novela, tenía muchas ganas de ver la adaptación cinematográfica de David Fincher y protagonizada por Ben Affleck y Rosamund Pike -interpretando a Nick y Amy- y a Neil Patrick Harris, Tyler Perry, Missi Pyle, Kathleen Rose Perkins, entre otros. 

Así que la Fiesta del Cine de este pasado octubre ha sido mi gran oportunidad, y estoy muy satisfecha con ella. Siendo guionista la propia Gillian Flynn, es una adaptación muy fiel al libro -hay pequeños detalles que cambian, algo normal- y me ha dejado muy sorprendida la elección de los actores en el papel de los protagonistas. Tenía ciertas dudas sobre Rosamund Pike ya que en mi mente ella es Jane Bennet (Orgullo y prejuicio), pero desde el primer momento en que aparece en la pantalla, la idea se fue de mi cabeza. No me sorprendería nada que estuviera nominada al Óscar, porque hace una actuación asombrosa. Respecto a Ben Affleck, hace un buen papel de Nick, frío, distante, intentando quedar bien con todos. De lo único que me puedo quejar -y me estoy poniendo en plan quisquillosa, lo sé- es la profundización de los personajes, el hecho de que la autora consiga meter al lector dentro de sus cabezas. En la película esta parte no se
consigue del todo y, es por ello, que los que no han leído el libro pueden sentir que hay detalles que se les escapa, o al menos esa es mi apreciación. Sé que es algo muy difícil de hacer y que con las dos horas y media de duración tampoco me puedo quejar; aunque parezca que pueda hacerse larga, en absoluto es así, han sabido trasladar los momentos claves para que la historia no se haga pesada, manteniendo la tensión y el misterio en todo momento, y dejando con la boca abierta igual que en la novela. Un must para los lectores de Perdida y los amantes de los thrillers.


Gillian Flynn, escritora estadounidense y ex crítica de televisión para Entertainment Weekly, alcanzó la fama con su novela Perdida, que consiguió un extraordinario éxito de crítica y ventas. Su primera novela, Heridas abiertas, fue finalista del premio Edgar de novela negra y galardonada con el premio Fleming Steel Dagger 2007 al mejor thriller; la segunda, La llamada del Kill Club, fue elegida libro favorito del año por los reseñistas del New Yorker, mejor lectura del verano según la revista Week-end Today, mejor libro de 2009 según Pu blishers Weekly y mejor novela según el Chicago Tribune.

- Editorial Mondadori (Penguin Random House) -



3 comentarios :

  1. El libro me gustó mucho aunque enseguida me olí enseguida el giro argumental, es lo que tiene haber visto un montón de capítulos de Detective Conan, pero fue muy interesante el leer los diarios y ver la manera en que encajaban todas las piezas. Eso sí, pensaba que el final sería otra vuelta de tuerca, me dejó un poco desganada.
    La película me pareció muy muy fiel, también tenía mis dudas con Pike pero me ha parecido soberbia.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saru, ¡yo no me imaginaba nada de nada! Y también me he tragado bastantes capítulos de Detectiu Conan. Así que imagínate la cara de tonta que se me quedó cuando el giro. A mí el final me gustó por esa misma razón, porque te esperas que pase algo y no pasa nada (que ya en sí es bastante impactante).

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. La verdad es que tanto el libro como la peli me llaman mucho.
    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.