«El destello. El corredor del laberinto (0,5)», de James Dashner

El destello es la primera precuela (el autor ha anunciado que habrá una segunda) de la trilogía El corredor del laberinto. Estoy segura de que conocéis de sobra los libros a partir del éxito que ha tenido la adaptación cinematográfica, estrenada hace unos meses, pero si no es así, tenéis las reseñas de El corredor del laberinto, Las pruebas y La cura mortal.

El corredor del laberinto

Así se desmoronó la vida de Mark: primero fueron las erupciones solares, que mataron a millonesEl destello de personas, entre ellas a su familia; segundo las inundaciones, escasez de alimentos y un calor insoportable; tercero, los supervivientes resolvieron salvarse… a toda costa; y cuarto, ahora un virus ha empezado a propagarse. Nadie sabe sus orígenes ni el remedio, solo que produce la locura y cosas peores. Ya le han puesto un nombre. Lo llaman el destello.

¿Era necesaria una precuela de El corredor del laberinto? Sí. No se me ocurre ahora mismo ninguna otra historia que me haya dejado con tantas preguntas al acabarla. El último libro podría haber sido el de las respuestas, pero me quedé con muchas sin responder. Esperaba que  al precuela al fin las tuviera. ¿Y las he conseguido? En parte, sí, en parte, no. James Dashner en El destello lo que ha querido hacer es desvelarnos una pequeña parte de lo que sucede antes de que comenzara la historia del primer libro. Exacto, una pequeña parte. Ha respondido varias de las respuestas que tenía (algunas muy importantes), pero no todas. Lo que implica esa continuación de la precuela que publicará en 2016. Ya veremos si será la definitiva… o no.

Pese a esa pequeña decepción que me he llevado al no tener las respuestas que buscaba, El destello es un libro que me ha gustado y que he disfrutado, ya que tiene un ritmo increíble que te prohíbe aparcarlo. Para los protagonistas de esta historia acaba siendo una carrera contrarreloj para salvar sus vidas, en la que no dejan de sucederles desgracias desde prácticamente la primera página, y no estoy exagerando. Ha habido veces en que yo misma sufría por ellos, llegaba a ponerme nerviosa porque no veía que la trama se pudiera resolver con un bonito final. Mark, el protagonista, ha pasado por un infierno (las erupciones solares, las inundaciones, etc.) hasta el momento en que empieza el libro, cree que por fin van a tener un respiro, pero aparece un iceberg y el asentimiento  donde se encuentra acaba siendo devastado a causa de los dardos que les lanzan. Muchos acaban muertos al instante, mientras que otros tardan más en sentir los primeros síntomas de lo que les han inyectado: un virus que no actúa igual para todos. Llega el momento de saber por qué los han atacado, qué consecuencias tiene ese virus, y buscar una cura, y por eso Mark, Trina y Alec, entre otros, se embarcaran en un viaje del que no saldrán bien parados. Desde la perspectiva de Mark seguiremos el recorrido, enfrentándonos a todos los peligros. Los personajes pecan de ser bastante planos. Muy poco o casi  nada sabemos de Trina y Alec. Sí que conocemos parte del pasado de Mark, pero no tanto como me gustaría. En cualquier caso, ese no es el objetivo de El destello. El autor quería acción a raudales, y eso es lo que tiene el libro. De ahí a la poca profundización de los personajes, pero ese es el estilo del autor. Sencillo y trepidante. No se anda por las ramas para explicarnos la muerte de tal personaje pero tampoco se para a construir una buena personalidad.

Ya os habréis dado cuenta de que no he mencionado a Thomas, Teresa y compañía. Os confirmo que sí aparecen en esta precuela, aunque quizás no del modo que os imagináis. Los acontecimientos narrados en el libro están situados trece años antes de que los clarianos formaran parte del laberinto, por lo que El destello también ayuda a formarnos un contexto más profundo del que se nos  desveló en la trilogía.

Con sus más y sus menos, James Dashner me ha convencido para seguir leyendo sobre este mundo apocalíptico que nos presenta, y es que una vez que entras en él, es difícil salir de la espiral. Yo aún no lo he conseguido.

- Nocturna Ediciones -



3 comentarios :

  1. Hola! Tengo muchas ganas de leer esta saga, a ver cuando me pongo con ella ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Leí la saga hace cosa de un año y medio y me encantó pero no sé si después de este tiempo me animaré con el destello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, yo te animo a que la leas, así descubrirás algo más sobre la historia, y te atrapa como ninguna.

      Eliminar

Gracias por leer esta entrada y comentar. Acabas de poner una sonrisa en mis labios.

Pero si vienes con la intención de hacer SPAM, insultar o cualquier cosa relacionada con faltar al respeto, me veré con la obligación de borrar tu comentario.