Amor a hacer listas (Top Ten Tuesday): Series (de libros) que quiero empezar

Hacía meses que no subía una entrada como esta y echaba de menos hacer listas. Así que cuando vi el tema de este martes en The Broke and the Bookish me hizo gracia y decidí hacerla. Digo que me hizo gracia porque, en realidad, el tema habla de nuevas series (que se han publicado hace un año o dos), y como sé que va a ser imposible, he decidido que la lista sea de series que quiero empezar en general, ya se hayan publicado hace un año, dos, tres o muchos más.

- Series (de libros) que quiero empezar -

Hermanas Walsh (Marian Keyes) / La quinta ola (Rick Yancey) / Las guerras del loto  (Jay Kristoff) / Wicked (Gregory Maguire) / Una vez (Morris Gleitzman) / Tierra Fantástica (Catherynne M. Valente) / The Grisha (Leigh Bardugo) / Miss Peregrines’ Peculiar Children (Ramson Riggs) / Crónicas de Lumatere (Melina Marchetta) / Las crónicas de Fogas (Julia Stagg)

Primeros libros de series que quiero empezarCubiertas de los primeros libros de las mencionadas series

Algunos ya los tengo en casa esperando ser empezados como La quinta ola, Wicked y Finnikin, incluso he incluido a las Hermanas Walsh, porque si no me falla la memoria leí hace bastantes años el tercer libro y quiero empezarla bien y releerla. ¿Motivos para querer leerlas? Argumentos interesantísimos, buenas críticas y cubiertas preciosas. Soy débil, qué le vamos a hacer.

Naturalmente esto es una pequeña parte de lo que realmente sería: una interminable lista; pero, ¿cuál es la serie que no perdonáis que no haya leído aún? No seáis muy duros.



'Rosas sin espinas' y 'Sabor a ti'. 'Cuatro bodas' 2 y 3, de Nora Roberts

Lo conseguí. La temporada veraniega de bodas terminó y con ella mi lectura de la tetralogía Cuatro  bodas. Os pongo en antecedentes: hace tiempo leí Álbum de boda y la historia entre Mac,  la fotógrafa oficial de la empresa, y Carter me gustó mucho, me sorprendió mi primer contacto con Nora Roberts, la manera que tiene de manejar las escenas románticas, las divertidas, los sentimientos de los personajes, con un estilo muy ameno y dulce; y quise continuar con la serie, pero por falta de sus continuaciones y de tiempo lo fui dejando hasta este verano. Releí el primero -que me enamoró más que la primera vez- y me adentré en Rosas sin espinas y, posteriormente, en Sabor a ti.

Cuatro bodas

«Contempló los jardines de contornos plateados donde la primavera habitaba en tenues colores y dulces siluetas. Le pareció oír música, casi se vio bailando entre rosas y azaleas, (…). Creyó ver la silueta de su pareja, alguien que la hacía girar danzando. El vals, pensó con un suspiro. Tendría que ser un vals, como en los cuentos.

Eso era el amor, pensó Emma cerrando los ojos para respirar el aire de la noche. Se prometió que un día sabría lo que era.»

Dulce Emma, dulce historia la suya, rodeada de un jardín espectacular. Si no tenéis mucha idea de flores, Rosas sin espinas es un curso intensivo de ellas. Habla de tantos tipos que puede ser algo cargante. Personalmente no me ha molestado, aunque una foto de cada una no hubiera ido algo mal (imposible de hacer, lo sé). Emma es toda una rompecorazones, cuando ve que una chico no es el adecuado para ella utiliza su magia para encontrarle una pareja nueva, pero también es una romántica, cree en el amor verdadero, como el que tienen sus padres. Lo que no se imaginaba es que iba a crecer en ella ese sentimiento hacia Jack, amigo de toda la vida de las cuatro. Él es todo un caballero, muy sexy, un Don Juan también, cuyo acercamiento a Emma le hará caminar con pies de plomo. Como dice el argumento, ¿puede la amistad transformarse en amor? También de amor y amistad va la historia de Laurel, aunque ella es totalmente diferente a Emma, ante el amor se muestra cautelosa. Salvo con sus pasteles. Cuidado si estáis a dieta porque las descripciones de los diferentes postres son un auténtico pecado. Leer Sabor a ti da hambre. Como el hambre que tiene Laurel hacia Delaney Brown, hermano de Parker. En lo más profundo, sabe que siempre ha ha sentido algo por él. Aterrorizada por lo que pudiera pasar, se ha mantenido a distancia, hasta ahora. Porque Del es tan encantador como exasperante y ella está cruzando el límite de su aguante. Para él, Laurel formaba parte de sus chicas, a las que considera como hermanas. La química entre ambos le enseñará la contrario.

Me he quedado un poco decepcionada con Rosas sin espinas y Sabor a ti: en sí las dos historias son muy parecidas y beben de la trama de la primera. Es algo que ya me podía imaginar, pero lo que sí me ha molestado bastante es la rapidez en que van ocurriendo los sucesos entre ellas y sus respectivos pretendientes (una vez vale, pero dos y tres…), no deja un tiempo en que la pareja se desarrolle como tal (para los que los hayan leído, ¿es necesario que siempre acaben de esa manera?). La previsibilidad era obvio en la literatura de este género, era consciente de ello, pero sí que ha habido momentos en que todo era demasiado obvio y me molestaba.

Sin embargo, reconozco que ha sido una delicia pasear por el invernadero de Emma y por la cocina de Laurel, conocer más a fondo sus profesiones (con mucho detalle) y vivir el día de la boda como una más en Votos. Nora Roberts presenta un estilo de vida que a más de una nos gustaría vivir (no nos engañemos porque es la verdad): dedicarse a hacer felices a los demás en un día tan importante en sus vidas. En ese aspecto, cada vez que había un evento disfrutaba mucho leyendo como las chicas conseguían salir adelante pese a los obstáculos (porque siempre los había); como sus propias vidas. Emma, Laurel, Jack y Del deberán enfrentarse a sus miedos si pretenden salir adelante en sus relaciones sin que nadie salga herido, y en una familia como la que presenta Votos es complicado. Los cuatros son amigos desde toda la vida y, cuando cambian los sentimientos de esa manera, es difícil llevarlo de la manera más adecuada; y eso es lo que Nora Roberts ha querido transmitir con ellos.

Y después de Mac, Emma y Laurel, la que queda por saber cómo será su historia es Parker. Pero me reservo mi opinión para una reseña individual, porque en Para siempre las cosas son algo diferentes, ya lo dejaban caer los encuentros, durante estas dos novelas, de Parker y Malcom.

«Laurel se abandonó. Quería saborear a ese hombre, absorberlo. Sabores y texturas, fuego y pasión al alcance de la mano. Se sació de él, como quería, y luego lo apartó de un empujón.

-Ya está. –Se echó hacia atrás el cabello con la mirada de él clavada en sus ojos-. El cielo no se ha desplomado, el mundo sigue girando, no nos ha partido un rayo ni hemos bajado a los infiernos. No soy tu maldita hermana, Delaney. Con esto queda claro.»

- Plaza & Janés (Penguin Random House) / DeBolsillo -



La llegada de HarperCollins España


O yo estoy muy desubicada o me da la sensación de que la noticia sobre el desembarco a España de HaperCollins, una de las editoriales más grandes e importantes en Estados Unidos, ha pasado muy desapercibida. Me sorprende si pienso en las consecuencias que tendrá en el mercado editorial.

La noticia leída en Librópatas informa que durante la feria del Libro de Frankfurt HarperCollins anunció su llegada al continente europeo, empezando con HaperCollins Alemania, y siguiendo en países como Suecia, Holanda y España.

¿Qué va a pasar con autores de gran éxito en nuestro país como Veronica Roth, Susan Elizabeth Phillips, Mitch Albom, Neil Gaiman, Lauren Oliver y muchísimos otros cuyos libros están publicados por HarperCollins? ¿Seguirán publicando en RBA, Ediciones B, Maeva, Roca Editorial, etc., o dejarán los derechos de traducción en manos de HarperCollins? Si los bestsellers ya los traerá la propia editorial estadounidense, ¿qué harán las editoriales españolas? ¿Se hundirá –más- el mercado editorial o será el incentivo que necesitan para encontrar a buenos autores desconocidos en otros países fuera de los habituales?

Por ahora lo único que podemos hacer es esperar a otoño de 2015, la fecha en la que parece ser que HarperCollins España sea un realidad.


Once Upon a Time in Wonderland / Érase una vez en el país de las maravillas (temporada única)

Pese a los altibajos que más de una vez he comentado Érase una vez es una serie exitosa, de ahí la creación de un spin off (como está sucediendo últimamente en la mayoría de las series de televisión que tienen buenos resultados): Érase una vez en el país de las maravillas. 

Once upon a time in Wonderland

La serie de 13 capítulos (ha sido cancelada) recoge la historia de Alicia, a punto de ser tratada mentalmente en un  manicomio para olvidar la tierra extraña que hay al otro lado de lo que parece ser una madriguera. Ella quiere olvidar el recuerdo de Cyrus, el genio del que se enamoró y perdió para siempre. Sin embargo, la Sota de Corazones y el Conejo Blanco la salvaran y se la llevarán al país de las maravillas.

Año: 2013 | Duración: 45 min. | País: Estados Unidos | Director: Adam Horowitz (Creator), Edward Kitsis (Creator) | Guión: Adam Horowitz, Edward Kitsis (Novela: Lewis Carroll) | Música: Mark Isham | Reparto: Sophie Lowe, Michael Socha, John Lithgow, Peter Gadiot, Jonny Coyne, Paul Reubens, Emma Rigby | Productora: ABC Studios / ABC Television Network

Que ya haya mencionada que está cancelada no es una buena manera de empezar esta reseña pero la verdad es que a grandes rasgos la serie me ha gustado. Tiene una buena historia, algunos personajes son increíbles  y un final cerrado, algo que teniendo en cuenta las historias actuales en libros, películas y series, se agradece.

Poco o nada tiene que ver con su predecesora, salvo que la historia se inicia en Storybroke, que se menciona que el sombrerero hace mucho que no se encuentra en el país de las maravillas, que aparece Cora, la madre de Regina, que también la serie se rige por flashbacks y que la Sota de Corazones aparece en la cuarta temporada de Érase una vez. Fin. Para mí ha sido una serie completamente diferente. Sí, son cuentos, historias, mezcladas entre sí pero el ambiente que tiene la original es muy diferente a la que tiene esta, más oscura, más steampunk, que no le pegaba nada –y lo dice una a la que le encanta el steampunk-. La caracterización y ambientación donde la historia se mueve no es del todo agradable y los pobres efectos especiales no ayudan en. No me ha gustado ese país de las maravillas que han presentado; sí que son presentes los guiños hacia la obra de Lewis Carroll y hacia los otros cuentos, pero no acaban de sorprender y gustar.

Entonces, ¿por qué digo que me ha gustado? Por la historia, me ha parecido muy bonita y me ha Alice y Cyrystenido pegada a la pantalla completamente. Supongo que fue porque el primer capítulo me gustó mucho, me encantó cómo  iniciaban la historia de Alicia y y Cyrus puesto que  tiene algo especial que hace que en seguida empatices con ellos. Ella es valiente y de buen corazón, él haría cualquier cosa por ella: ambos son buenos personajes y a lo largo de los episodios vamos sabiendo cómo se conocieron y se enamoraron. Quién me ha parecido un personaje soberbio ha sido Jafar, interpretado por Naven Andrews (ojalá salga en Érase una vez). Aunque reconozco que hay un hilo argumental respecto a su pasado que me ha parecido muy cogido con pinzas y que no le he visto el sentido. Quien no me ha convencido ha sido la reina roja, su historia ha divagado mucho y ha sido poco creíble,  una lástima porque tiene un papel muy importante y que podría haber tenido una muy buena repercusión en la serie.

Pero, ¿por qué no ha tenido el éxito que se esperaba? Porque, como ya he dicho, esto no es Érase una vez, una vez que comienzas a verla te das cuenta que le falta es chispa, esa magia que tiene la original. Si la historia hubiera formado parte de la trama de primera hubiera sido muy buena, pero en solitario, los fallos toman más importancia y nublan lo bueno. Aún sí, si sois seguidores de los cuentos y de Érase una vez son solo trece capítulos y con final cerrado, para pasar una tarde (o dos) bien entretenidos.

Once Upong a Time in Wonderland



'El océano al final del camino', de Neil Gaiman; y la visita del autor a Barcelona

Coraline y El libro del cementerio fueron las primeras novelas que leí de Neil Gaiman. Sin embargo, fue Stardust la que convirtió al autor en uno de mis favoritos. Es por eso que en su visita a Barcelona a finales de mayo decidí comprar El océano al final del camino, una de sus últimas novelas publicadas.

Coraline, Stardust y El océano al final del camino firmados por Neil Gaiman.

En el número once de la revista Off the record, publicada en julio, podéis leer mi reseña sobre la novela, la crónica del evento y conocer más al autor.

- Roca Editorial -


'Los Watson', de Jane Austen

Emma Watson asiste a su primer baile. Su belleza e ingenuidad harán que todas las miradas se centren en ella. ¿Es eso la felicidad para una joven en la Inglaterra previctoriana...? Con este pretexto, Jane Austen nos habla de nuevo de la condición de la mujer de su época, de su limitado papel en la sociedad y de su falta de recursos propios.   
Los Watson pertenece a ese grupo de obras cortas e incompletas de Jane Austen. Su sobrina, Catherine Hubback, la publicó como The Young Sister a mediados del siglo XIX. Es una auténtica lástima que Jane no pudiera acabarla y pulirla, porque es un inicio de historia que encandila como el resto de sus obras. En estas páginas ya muestra esas características que siempre han definido su estilo: el papel de la mujer, su falta de recursos, los tejemanejes para conseguir un buen matrimonio, los cotilleos de la sociedad, etc.

«No me sorprendería que fueras una de las jóvenes más bonitas de la fiesta; la novedad siempre levanta expectación. Puede que Tom Musgrave se fije en ti, pero te aconsejo que no le incites bajo ningún concepto. Suele fijarse en todas la nuevas. Le encanta coquetear, pero nunca va en serio.»

Lo que más me ha impresionado es cómo, en pocas páginas, Jane Austen ha conseguido mostrar todos los personajes que aparecen la historia de manera sutil pero dejando caer sus rasgos más importantes y, sobre todo, haciendo que ideemos qué relación tendrán con la propia Emma. La hija que ha vuelto a casa de los Watson no es como su familia, ha vivido durante toda su vida bajo la tutela de una rica tía y sus modales no son los mismos que los de sus hermanos. Podría haber heredado el dinero de su tía pero esta se ha casado y Emma ha tenido que volver a la casa familiar. Entre que parece que hay un poco de recriminación y los años distanciados entre ella y el resto de su familia Emma se siente algo distanciada, salvo con su hermana Elisabeth, por ser quien la recibe y la pone al día de lo que hacen sus dos hermanos y tres hermanas, además de los vecinos del lugar. Mientras iba leyendo pude distinguir en la protagonista y en su hermanos pinceladas de los personajes de otras novelas de Jane Austen; Emma tiene algo de Elizabeth Bennet, al tener unas ideas bien claras de lo que no quiere, pero también me ha recordado a Fanny Price y a Elinor Dashwood al contenerse para contentar a todo el mundo; lo mismo puedo decir de los personajes masculinos al ver a Edmund Bertram en uno de sus hermanos.

Los Watson tiene muy buen inicio que deja con la miel en los labios de lo que podría haber sido una gran novela, con unos personajes fascinantes, una historia crítica con su sociedad y un estilo muy cuidado; es una lástima que no pudiera acabarla. Según dicen, la comenzó entre 1803/1804 pero dejó de escribirla tras el fallecimiento de su padre en 1805; existen muchas posibilidades por las que decidió no continuar con ella, sin embargo, lo que sí hizo, es contarle a su hermana Cassandra como continuaría y acabaría, lo que ayudaría a su sobrina a publicarla (al final de la historia se encuentra un resumen de lo que hubiera sido la novela completa). Pese a ser una obra inacabada, he disfrutado mucho de esas pocas páginas y la recomiendo a todos aquellos que han devorado sus anteriores novelas, es otra manera de profundizar más en Jane Austen.
No puedo terminar la reseña sin mencionar la edición de Nórdica Libros. En mi caso, se trata de la edición electrónica y, pese a su formato, dentro del relato se encuentran las ilustraciones de Sara Morante que le otorga a la edición un estilo distinguido propio de la novela.

- Editorial Nórdica Libros -